Archivo de la etiqueta: 1ª Bienal Internacional de Fotografía y Artes Audiovisuales de Granada

To Be Afraid. Exposición de Jesús Nido


TO BE AFRAID ofrece una visión estética y romántica de lo que es el miedo para el individuo, siempre desde un punto de vista muy personal. La fotografía, a modo de icono o emulando las imágenes de santos, a las que
se venera y se lanza plegarias, opta por planos muy centrados en el personaje que protagoniza la escena.
Es esa la sensación que quiero representar, como si de alguna manera esos miedos tomasen el control de nuestra mente hasta el punto de sitiar todos nuestros demás pensamientos, llegando a tomar el control sobre nosotros y sobre nuestras decisiones. Una imagen que infunde respeto, que infunde MIEDO.
La colección se compone de ocho fotografías en las que se representa la personificación de una serie de miedos, que a modo personal, entiendo que se han convertido en colectivos; AMOR, ORGULLO, PALABRA,
CULPA, TIEMPO, PELIGRO, ENFERMEDAD, MUERTE.
En cierto modo esta colección es una reflexión de mi experiencia con el miedo, estos conceptos en ocasiones bloquean la mente y te hacen incapaz de enfrentarte al día a día. Desde siempre, el miedo se ha tomado como
un síntoma de autodefensa, en el que el cuerpo reacciona ante una situación de peligro; el hombre contemporáneo tiene diferentes miedos a los de sus antecesores, pero de alguna manera el sentimiento es
el mismo.
La diferencia es que antes se corría por miedo a ser la presa de algún animal y hoy en día el miedo ha pasado a ser una forma de control, un modo de vida, incluso una enfermedad mental, ya que el miedo es algo que
guarda estrecha relación con los distintos elementos de la cultura, y época.
En mis anteriores trabajos, siempre he evocado un reflejo de lo que es el individuo y la relación con su entorno. En esta ocasión TO BE AFRAID toma el miedo como protagonista, refugiado en forma humana, y
desprende la sensación de un ente supremo que se apodera de nuestra mente y nos manipula de forma perversa.
Centro Cultural Universitario Casa de Porras
Hasta el 15 de Octubre

Anuncios

Travesias sin medida. Exposición fotográfica de Domingo Campillo

De ahí que el plan en el que operan las fotografías de Campillo
se fundamente en la interrupción de la semiosis. Un arbusto, un sendero
de piedras, cortes de terreno, etc., todos esos elementos frustran uno
tras otro el proceso comunicativo. Las fotografías dan cuenta de esta
imposibilidad, de la imposibilidad de poner en acto comunicativo a través
de imágenes un lugar arraigado a la experiencia, al peso del cuerpo
que lo recorre, al olor del aire que lo peina o al sabor del agua que lo
moja… Esa experiencia es inabarcable, además, cuando está mediada
por la huella de una memoria en la que confluyen momentos de bienestar
económico y servilismo obligado con otros de desamparo e
incertidumbre. Entonces no es fácil poner el ojo en el visor de la cámara,
buscar el encuadre adecuado, enfocar y disparar, porque el objeto a
fotografiar es demasiado grande, demasiado amenazante,… y lo único
que queda es un humilde limitar, como 4 pies hace de forma lúcida, la
ambición del medio artístico ante ese objeto.

Exposición que pertenece a FotoGranada2010, la 1ª Bienal Internacional de Fotografía y Artes Audiovisuales de Granada.

Colegio Oficial de Arquitectos de Granada
Sala de exposiciones 1
Del 15 de Septiembre al 15 de Octubre de 2010

ILAN WOLFF: OJOS ABIERTOS DE PAR EN PAR


“La Naturaleza no muere, sólo se transforma.”
Albert Einstein
En la época en que vi por vez primera las fotografías de Ilan
Wolff, intentaba descubrir por qué debía interesarme por la fotografía.
No tenía ningún interés por todo aquello que no fuera arte que mostrara
el ser, la presencia y la objetualidad. Deseaba compartir el mismo
espacio con el objeto en sí mismo, por lo que las fotografías me
resultaban pequeñas (o grandes) cuadrados de ausencia… una clase
de “nada”. Entre determinados críticos, la fotografía también se estaba
utilizando como la espada para vencer a los veteranos, a los pintores
y escultores abstractos, opresores despiadados que hacían uso de
su discurso cargado de verdad y de alma.
Pero la fotografía nunca fue así de simple. Nunca se trató
solamente de muerte y memoria, ni sobre el índice, por lo que tuve que
viajar hacia atrás en el tiempo para comprenderlo. Estaba yo en la
George Eastman House de Rochester, Nueva York, experimentando
un profundo aburrimiento mientras observaba una exposición de copias
de fotógrafo estadounidense de los 50, el cual deberá permanecer
anónimo. Me adentré en las galerías históricas. Allí, bajo cubiertas para
protegerse de la perjudicial iluminación, había tempranas copias de
William Henry Fox-Talbot. Poco más que manchas sobre papel, estas
eran imágenes privilegiadas por el hecho de ser las primeras, antes
de que nadie pensara que el mundo parecería fotografiado al completo.
Eran fieles a la realidad y todavía no se trataban de representaciones
ni conjuras.
Me resultó imposible desterrar la impresión de aquellas
imágenes ya que estaban tan cerca de la invisibilidad y de la experiencia
de sorpresa, y yo deseaba regresar a unos tiempos de expectación y
de asombro en lo referente a la creación de imágenes. Esto no tiene
nada que ver con el proceso mediante el cual se lleva (o se llevaba) a
cabo una imagen sino con el carácter abierto de la categorización y
con la naturaleza descodificada del hecho de mirar. ¡Imagine lo extraña
que es una fotografía! (Desde entonces he llegado a pensar que todos
los auténticos fotógrafos buscan este sentido primordial de extrañeza.)
Entonces fue cuando comencé a entender el trabajo de Ilan
Wolff. Él trabajaba con diversas cámaras estenopeicas, las cuales
carecen de lente y funcionan al concentrar la luz a través de una abertura
diminuta. Desde mi punto de vista, la lección que nos proporciona su
arte es la de despertarnos para considerar la fotografía como una
intervención, un juego con las fuerzas fundamentales del universo, no
para lograr producir una imagen “fidedigna y real” sino un registro del
paso de la luz y de sus encuentros con las cosas de este mundo. Esto
convierte al fotógrafo en una especie de artista extraño, en parte
“showman”, en parte mago y en parte director de escena. El fotógrafo
no “crea” sino que aprovecha y dirige. El fotógrafo en sí mismo es una
pieza en el arte de la interpretación y el intérprete es la luz (con poco
de ayuda).
Nada demuestra más claramente este hecho de que el modo
de trabajar de Ilan Wolff. Sus cámaras estenopeicas, el instrumento
fotográfico más básico, aparecen en todas las formas y tamaños: de
hecho son escenarios para que la luz interprete su papel. Algunos de
estos “escenarios” son lo suficientemente grandes como para que el
mismo Wolff sea uno de los actores, una parte de la imagen,
incluyéndose a sí mismo en el camino de la luz a medida que se
transforma en una imagen. Wolff también realiza calorigramas
mediante la colocación de diversos materiales (hielo, tierra, calor) en
contacto directo con el papel fotográfico. En ambos casos, las
fotografías que produce son registros de interacciones, en parte bajo
su control y en parte debido a algún milagroso accidente.
En algún momento de mi vida creí que la gente debería dejar
de hacer fotografías, que la obsesión universal con respecto a las
imágenes ponía la realidad a una distancia insalvable, reduciendo el
valor y la intensidad de las experiencias. Ilan Wolff me han convencido,
por el contrario, de que todo el mundo debe hacer fotografías: fotografías
estenopeicas. Todos nosotros deberíamos ser agrupadores de luz para
poder experimentar directamente el misterio central de nuestro
universo. Necesitamos jugar con las fuerzas naturales tal y como lo
hace Wolff para renovar nuestra sensación de que la Naturaleza es
colaboradora y de que también lo es la creatividad. Al igual que la vista,
la creatividad es un obsequio que es concedido constantemente y todo
lo que tenemos que hacer para disfrutarla es abrir los ojos.
Lyle Rexer
Crítico fotográfico del New York Times
Brooklyn, Nueva York

Exposición que pertenece a FotoGranada2010, la 1ª Bienal Internacional de Fotografía y Artes Audiovisuales de Granada.

Sala Exposiciones Facultad de Bellas Artes
«Alonso Cano» de Granada
Del 15 de Septiembre al 15 de Octubre de 2010

The Cube Installation. Exposición Fotográfica de Lorena Olmo


Alegoría del fin de los días
Los humanos somos egoístas, tozudos, mentirosos, celosos,
desmemoriados, prepotentes. Pero no somos tontos. Y hay momentos,
cuando bajamos la guardia, en los que una voz molesta, pero muy
lista, nos habla desde el fondo de Dios sabe dónde, y nos pregunta
QUÉ estamos haciendo. Ahí surgen dos caminos posibles. El primero
y más útil a corto plazo es hablar más alto que la voz, para no
escucharnos pensar. Ahí termina el problema.
El segundo camino es intentar responder a la pregunta. Ahí empiezan
los problemas.

Aquí, ahora, acaba de hablar la voz. ¿Qué hago con ella? Es morir o
matar. O acabo con ella, o ella lo hará con mis cimientos.

Centro Cultural CajaGRANADA Memoria de Andalucía
Plaza de Las Culturas
Del 15 de Septiembre al 15 de Octubre de 2010
Exposición que pertenece a FotoGranada2010, la 1ª Bienal Internacional de Fotografía y Artes Audiovisuales de Granada.

Dummy. Exposición fotográfica de Irene J. Sobreviela

I Bienal Internacional de Fotografía y Artes Visuales de Granada

Todos nosotros libramos un combate. (Cuando atacado por la última
pregunta, busco un arma detrás de mí, no puedo elegir entre las armas,
e incluso si pudiese elegir, tendría que echar mano de las ajenas, pues
todos tenemos una única reserva de armas) Yo no puedo librar un
combate personal.
Si alguna vez creo tener independencia, si no veo a nadie en torno a
mí, pronto resulta que tuve que hacerme cargo de ese puesto, a
consecuencia de la constelación general, que no me resulta
comprensible enseguida o acaso no me lo resulte nunca. Eso no
excluye por cierto que haya jinetes de vanguardia, que haya retaguardia,
francotiradores y todas las usanzas y singularidades de la guerra, pero
no hay nadie que luche por su propia cuenta. ¿Humildad de la vanidad?
Sí, pero también aliento necesario y verdadero. Me extravío. El verdadero
camino pasa por una cuerda, que no está tendida en el vacío, sino
casi a ras del suelo. Parece más bien destinada a hacer tropezar que
a ser recogida.
Cómo quieres ni tan siquiera abordar la mayor de las tareas, ni tan
siquiera vislumbrar su proximidad, soñar su existencia, implorar su
sueño, osar aprender las letras de la plegaria, si no puedes reducirte
de tal manera que, cuando llegue el momento decisivo, abarques la
totalidad de ti mismo en una mano como una piedra para lanzarla,
como un cuchillo para matar con él. Por otra parte, no hay que
escupirse en las manos para después juntarlas.
¿Es posible pensar algo desconsolador sin el soplo del consuelo? Una
escapatoria consistiría en el hecho de que el conocer, en sí mismo, es
un consuelo. Por eso, tal vez podría pensarse: Tienes que eliminarte,
y sin embargo, sin falsificar esa convicción, se podría seguir existiendo
por saber que se ha llegado a ella. Eso significa realmente haberse
sacado uno mismo del pantano tirando de los propios cabellos. Lo que
es ridículo en el mundo corporal, es posible en el espiritual.
Qué mezquino es mi conocimiento de mí mismo comparado con el de
mi habitación. ¿Por qué? No hay observación del mundo interior, como
la hay del mundo exterior. El mundo interior solo puede vivirse, no
describirse.
Cuadernos en Octavio.- Franz Kafka

Dummy, o de cómo buscar sin saber qué y encontrar Nada.
Y en eso voy a basar mi discurso, en la búsqueda del camino a seguir,
una búsqueda que todos los seres humanos empezamos, sin saberlo,
como embrión y nunca terminamos. Todo el mundo persigue su camino
pero nadie sabe hacia dónde vamos, dónde terminaremos. La muerte
no es el fin, es algo que está ahí, pero no es hacia donde tenemos que
caminar.
Llevo un tiempo buscando la manera de representar esa sensación.
Como mi camino va hacia lo que los alemanes constructivistas
llamaban “Arte Total” he ideado una técnica mixta propia para
representarlo. La base son fotografías, pero los modelos son
personajes modelados por mí con pasta, así puedo hacer de mis
modelos personajes oníricos y surrealistas, pero no puedo quedarme
solo en la fotografía, trabajare sobre ella con pintura, bordado y nuevas
tecnologías.
Es una historia; la de una protagonista femenina, fluctuando entre plano
y plano a modo de Palíndromos (Todd Solondz), buscando caminos
en los que plasmar su personalidad.
Irene J. Sobreviela
Septiembre 2010
http://www.fotogranada.org
http://sobrevielart.blogspot.com
Del 15 de Septiembre al 15 de Octubre
Horario de Lunes a Sábado de 10a 2h y de 5 a 9h.
Pupa Tattoo Art Gallery
C/MOlinos, 15
18009 Granada

1ª Bienal Internacional de Fotografía y Artes Audiovisuales de Granada

A partir del 15 de Septiembre y hasta el 15 de Octubre podremos disfrutar  de la  1ª Bienal Internacional de Fotografía y Artes Audiovisuales de Granada. Numerosas exposiciones en otros tantos espacios de nuestras ciudad que harán las delicias a todos los amantes de la fotografía y las artes audiovisuales.

Estad atentos a las próximas informaciones. Más Info , y más.

Mas info: www.fotogranada.org